TUPJ Informa:

“Machitos y princesas”: el machismo en el REV

img
Feb
24

Del artículo me quedo con tres cosas de las que voy a hablar:

La primera es que machismo hay menos del que ha habido pero lo sigue habiendo. No es algo que crea que nos deba hacer rasgarnos las vestiduras. Somos humanos y hay humanos machistas (hombres y mujeres). La sociedad avanza y este nuestro hobbie se ve cada vez menos como un terreno exclusivamente masculino. Es un alivio y es bueno que se avance en ello, pero hasta que la sociedad en general no deje por completo de ser machista, el rol no dejará de serlo. ¿Por qué? Porque no siempre podemos dejar nuestro equipaje a la puerta. Es una opinión personal, está claro, y es tan válida como cualquier otra.
Este es un tema del que ya hemos hablado otras veces y del que seguiremos hablando muchas más, así que dejo fuera toneladas de cosas a tener en cuenta. ¿Por qué? Porque esto no se trata de si la ambientación es machista o no, de si los dibujos de los manuales lo son o no, o de si cuando llevo en mesa un personaje de otro sexo soy así o asá, para eso ya ha habido otros artículos o los habrá en un futuro.

La segunda es que si hay que repartir, mejor repartir a todo el mundo. (Sky, me encantas) Hay machitos (menos, pero seguirá habiendo), de esos que se creen mejor por ser hombres, de los que creen que juegan mejor, dirigen mejor o piensan que sus opiniones van a misa. Son los que tienen los comportamientos que identificamos más fácilmente con machistas, pero no es el único.
Hay princesas que parece que quieren perpetuar la idea de que la mujer es menos y eso, lectores míos, también es machismo. De esas que piensan que si un chico las mira es machismo, que si las pega fuerte es machismo (en un entorno de gomaespumeo, entendedme). Como dice Sky: “no digo que tooooodas la mujeres sean así. Ni mucho menos. Hay pocas (menos mal), pero haberlas, haylas, y creo que todos conocemos alguna “florecilla” de estas…”
He de reconocer que nunca he sido una princesita. Correré más o menos, seré mejor o peor jugadora, pero dudo que nadie me haya considerado nunca una princesita. Tampoco puedo con ellas, lo siento.

machismo

La tercera es una frase que creo que habría que enmarcar y pegar en algún sitio: “me cuesta muchísimo reconocer que existe machismo en el rol en vivo, porque esto me sitúa a mi como víctima y no quiero serlo.” (Sky, ¿he dicho ya que me encantas?) Creo que es la frase con la que más me identifico de todo el artículo. Puede que tenga más o menos experiencia dirigiendo, jugando, escribiendo o viviendo como ser de dos patas y teóricamente racional, pero creo que nunca me he querido sentir una víctima.
Creo que uno de mis primeros contactos con el rol fue en un grupo de recreación histórica. Se podría pensar que era gomaespumeo, pero no, pegábamos con madera así que las hostias como panes te las llevabas. En el grupo alguna vez me dijeron aquello de “Ya eres todo un hombre”, en el momento me lo guardaba y hasta podía reír la gracia; también dije alguna vez lo de “Enhorabuena, ya eres tan hombre como yo”. Son cosas que se pueden considerar machistas, pero no me sentía una víctima ni dejaba que otros me hicieran sentir inferior, lo veía más como un toma y daca. No era una princesita, pegaba como uno más, hacía bromas subidas de tono como uno más e incluso podía escandalizar a alguno.
Me cuesta pensar que era un entorno machista porque no me sentía una víctima ni quería que las demás mujeres se sintieran así. Seguramente sea el kit de la cuestión (una para otro día, desde luego): ¿hasta qué punto seguimos sintiéndonos “machitos” y “princesas”?

Como creo que ya he dicho, Sky habla del machismo en el entorno de juego, pero creo que son actitudes que tenemos (y tendremos) también en otros ámbitos de nuestra vida. Leed el artículo y pensad en ello.
Lo de leer puede ser opcional, lo de pensar es obligatorio.

Fuente: La Abuela del Rol en Vivo

You must be logged in to post a comment.